¡Vaya... algo ha ido mal!

Mi Irlanda

¿Buscas inspiración? ¿Estás planeando un viaje? ¿O simplemente quieres navegar para encontrar contenidos que te gusten? Te mostraremos una Irlanda hecha a tu medida.

FFFFFF-0 FFFFFF-0

    Descubre lo que Irlanda tiene reservado para ti

    lp-dublin-hero-v1 lp-dublin-hero-v1

    Dublín: mejor destino para viajar según Lonely Planet

    Dublín triunfa con grandes maravillas literarias y un ambiente relajado

    • #CulturaYPatrimonio
    • #Dublín
    • #Literatura
    Dublín
    Dublín
    • #CulturaYPatrimonio
    • #Dublín
    • #Literatura

    Dublín progresa: esta animada ciudad apuesta por el medioambiente con fantásticas rutas a pie y en bicicleta, baños en el mar y numerosos museos de temática literaria. No es de extrañar que Lonely Planet la haya seleccionado como mejor destino para viajar en 2022. En el año 2022 se cumple el primer centenario de la publicación de “Ulises”, por lo que es el momento perfecto para descubrir todo sobre la relación de Dublín con su escritor más famoso: James Joyce. Aquí te sugerimos cinco formas de hacerlo...

    BIT2022WinnerBadgesSPANISHBITTopCityDublin Ireland BIT2022WinnerBadgesSPANISHBITTopCityDublin Ireland
    lpdublin-streets lpdublin-streets

    Pasarela del río Liffey, Dublín

    1. Pasea por las calles de Dublín

    La vida contemporánea de Dublín se funde a la perfección con el pasado en sus coloridas, vibrantes e históricas calles, donde edificios de ladrillo rojo, bellezas georgianas y joyas modernas compiten por captar la atención. “Ulises”, la obra maestra de James Joyce, narra un paseo de Leopold Bloom por Dublín durante el 16 de junio de 1904. Pasear por Dublín sigue siendo la mejor forma de conocer la ciudad, desde las calles antiguas que rodean a la catedral de la Santísima Trinidad hasta el esplendor del siglo XVIII de Merrion Square. ¿Quieres que te acompañe un guía? No hay problema. El Centro James Joyce organiza recorridos a pie semanales sobre el escritor con paradas que incluyen su alma mater, el Belvedere College. ¿Quieres adentrarte realmente en el mundo del “Ulises”? Descarga el audiolibro y escucha las palabras de Joyce mientras paseas por Dublín… Es una forma fantástica y única de ver la ciudad.

    lp-dublin-people lp-dublin-people

    Little Museum of Dublin, Dublín

    2. Habla con la gente

    Los dublineses tienen fama de ser habladores. De hecho, la ciudad suele ser votada entre las más cordiales del mundo, así que no te sorprendas si la gente te habla en las tiendas, las paradas de autobús y los pubs antiguos y bellamente conservados. Y aunque quizá no te encuentres con el amplio elenco de personajes que Joyce describió en “Ulises”, seguro que conocerás a algunos dublineses de hoy en día que te dejarán huella. Conocidos por su ingenio y sabiduría, a los dublineses les encanta su ciudad y hablar con ellos es una forma estupenda de obtener información privilegiada sobre dónde comer, qué ver y adónde ir. Opta por un recorrido a pie con un dublinés, como Pat Liddy, para comprender la verdadera esencia de esta metrópolis medieval. Y no te pierdas el Little Museum of Dublin, que explora la vida en la ciudad desde el punto de vista de sus habitantes.

    lp-dublin-bike lp-dublin-bike

    St Stephen's Green, Dublín

    3. Ponte a pedalear

    Dublín se está convirtiendo en una ciudad ciclista en la que sus habitantes cambian masivamente las cuatro ruedas por dos. Hay rutas fantásticas para explorar en bicicleta la ciudad, como el parque Phoenix, junto a las tranquilas aguas del Gran Canal, o los barrios residenciales del norte, desde Clontarf hasta Howth. Pero si deseas seguir con el tema de James Joyce, sube a tu bici y disfruta de un poco de aire fresco en la zona costera de Sandymount. Joyce basó dos episodios de su “Ulises” en la playa de Sandymount, un lugar para pasear muy frecuentado por la gente del lugar durante siglos. Si te apetece dar un paseo más largo a pie o en bicicleta, sigue la ruta costera hasta el Gran Muro Sur y el faro de Poolbeg. A lo largo de este tramo del rompeolas, verás el club de natación Half Moon, con sus fuertes bañistas desafiando al mar.

    lp-dublin-40ft lp-dublin-40ft

    Forty Foot, Sandycove, condado de Dublín

    4. Date un baño en el Forty Foot

    En el Forty Foot, un promontorio situado en la parte sur del condado de Dublín, también puedes bañarte en el mar. No importa que llueva, luzca el sol o nieve, aquí habrá bañistas cualquier día del año lanzándose a lo que Joyce describió como “el mar mocoso. El mar que tensa el escroto”. Sí, hace frío, pero es un lugar pequeño y maravilloso para nadar con la piedra arenisca de color miel, las zonas blancas cambiantes y el mar que varía su color dependiendo del clima, pasando de verde claro a gris granito. Tras tu vigorizante chapuzón, visita el Museo y Torre de James Joyce, donde el escritor vivió por poco tiempo, antes de caminar hasta el pub con temática literaria Fitzgerald’s para tomarte una pinta.

    lp-dublin-literature lp-dublin-literature

    Farmacia Sweny's, ciudad de Dublín

    5. Descubre todo sobre la literatura

    Hay muchos lugares relacionados con Joyce para visitar en Dublín, y la farmacia Sweny’s es uno de los más fascinantes. Construida en 1847 como consultorio médico, Leopold Bloom la visitó en “Ulises”. Hoy en día está repleta de objetos de interés y es un lugar de encuentro habitual para los fans de Joyce. Y si estás empezando a creer que Dublín podría estar un poco obsesionada con la palabra escrita, estás en lo cierto. Lugar de nacimiento de una legión de autores y dramaturgos famosos, como Oscar Wilde, Bram Stoker y George Bernard Shaw, no es de extrañar que Dublín sea una Ciudad de la Literatura de la UNESCO. Aficiónate a la lectura en el Museo de Literatura de Irlanda, visita la exposición Yeats en la Biblioteca Nacional y echa un vistazo a la colección del Museo de los Escritores de Dublín.