¡Vaya... algo ha ido mal!

Mi Irlanda

¿Buscas inspiración? ¿Estás planeando un viaje? ¿O simplemente quieres navegar para encontrar contenidos que te gusten? Te mostraremos una Irlanda hecha a tu medida.

FFFFFF-0 FFFFFF-0

    Descubre lo que Irlanda tiene reservado para ti

    mm-liquid-legacies-guinness-bg mm-liquid-legacies-guinness-bg

    Legados líquidos: seis bebidas de Irlanda y sus historias

    De la pinta perfecta de Guinness al arte de destilar whiskey: la historia detrás de nuestras bebidas

    mm-ti-liquid-legacies-infographic-final-final mm-ti-liquid-legacies-infographic-final-final

     

    1. Café irlandés, condado de Limerick

    El café irlandés perfecto lleva café intenso, whiskey dorado, azúcar caramelizado y una capa de nata montada. En 1943, el chef Joe Sheridan creó esta bebida exquisita en Foynes Port (condado de Limerick), donde repostaban los aviones que cubrían la ruta entre Europa y América. Improvisada una fría noche de invierno para ayudar a entrar en calor a los pasajeros que sufrían retrasos debido al mal tiempo, esta bebida nocturna se convirtió en un clásico. Según la leyenda, se hizo un silencio entre la multitud cuando dieron el primer sorbo. “¿Es café brasileño?”, preguntó alguien. “No”, respondió Joe, “es café irlandés”. Descubre esa historia y más en el Museo marítimo y del hidroavión de Foynes.

    Maridaje perfecto: disfrútalo tal cual tras una comida copiosa.

    mm-liquid-legacies-guinness-strip-image mm-liquid-legacies-guinness-strip-image

     

    2. Guinness, Dublín

    La historia del “black stuff” se remonta a 1759, cuando Arthur Guinness firmó un contrato de arrendamiento para alquilar durante 9.000 años y por solo 45£ al año una fábrica de cerveza vacía en St James’s Gate, Dublín. Dos siglos después su cerveza negra es apreciada en todo el mundo (y falta mucho para que el contrato expire).

    Naturalmente, no puedes perderte la Guinness Storehouse, siete plantas con forma de una pinta gigante de Guinness que muestran la historia completa que hay tras una buena pinta. ¿Lo mejor? Las impresionantes vistas de 360 grados sobre la ciudad desde lo alto del Gravity Bar.

    Maridaje perfecto: ostras frescas.

    Kilkenny_Web Size copy Kilkenny_Web Size copy

     

    3. Smithwick’s, condado de Kilkenny

    Elaborada en la fábrica de cerveza más antigua de Irlanda, la historia de Smithwick's está llena de adversidades. En el siglo XIII los monjes de la abadía de San Francis empezaron a elaborarla como método para purificar el agua. Los siguientes 300 años no fueron sencillos: las prohibiciones, el cierre de la abadía y las guerras mundiales ensombrecieron la elaboración de la cerveza.

    El traslado de la familia Smithwick a Kilkenny aseguró la fabricación de una cerveza nueva e incluso más sabrosa (elaborada en secreto, por supuesto). El final feliz llegó con el cese de la prohibición y el nombre Smithwick colocado en la puerta de la fábrica.

    Maridaje perfecto: carne asada tierna.

    mm-liquid-legacies-dingle-collage mm-liquid-legacies-dingle-collage

    4. Tom Crean Ale, condado de Kerry

    La Dingle Brewing Company elabora su cerveza con la mejor agua de manantial de Kerry, que según la leyenda local tiene poderes vigorizantes. Por si no conoces la historia: Tom Crean es una leyenda local de Dingle y héroe de Irlanda. Huyó para unirse a la marina real a la tierna edad de 15 años (afirmando que tenía 16).

    Más tarde, participó en tres de las expediciones antárticas más duras de la historia e incluso ganó una medalla al valor. Algunos sostienen que Crean fue el verdadero héroe olvidado de esos viajes. Tras poner fin a sus aventuras, volvió a casa y abrió The South Pole Inn, uno de los pubs más singulares de Kerry.

    Maridaje perfecto: carne en conserva y col o cordero estofado.

    Armagh newest Armagh newest

     

    5. Sidra Armagh, condado de Armagh

    Armagh lleva más de 3.000 años produciendo manzanas deliciosamente jugosas. Parece que incluso el propio San Patricio plantó un manzano en el antiguo asentamiento de Ceangoba, dentro de la ciudad. Y durante los festivales, se permitía a los monjes de los antiguos monasterios Culdee comer manzana en vez de pan.

    Hoy en día, la tradición de la sidra ha resurgido con fuerza en Armagh, y los fabricantes vuelven a elaborarla de forma artesanal. Para productores como Armagh Cider Company, la elaboración de sidra es un asunto familiar: los Troughton cultivan manzanas desde 1898 (empezaron vendiendo manzanas para cocinar) y elaboran su propia sidra especial con manzanas locales de la variedad Ballinteggart.

    Maridaje perfecto: suculento cerdo desmenuzado.

    mm-liquid-legacies-bushmills-strip-image mm-liquid-legacies-bushmills-strip-image

    6. Bushmills, condado de Antrim

    Algunos dicen que el whiskey irlandés se escribe con una “e” porque es de triple destilado. Otros dicen que esa letra extra se añade porque el whiskey es de calidad extra. Para descubrir la auténtica tradición del whiskey irlandés, visita la destilería Old Bushmills, en el condado de Antrim. Se trata de la destilería en funcionamiento más antigua de la isla de Irlanda. Es una de las pocas del mundo que destila, mezcla y embotella el whiskey bajo el mismo techo. Hasta el agua que usan es especial: dicen que San Columba bendijo el río cercano. Visita la destilería y averígualo por ti mismo. Tras descubrir la fascinante historia de este curioso oficio, pon el broche de oro con una copita.

    Maridaje perfecto: salmón ahumado.

    *Recuerda consumir alcohol de forma responsable